Curso

Fecha: 01.03.2012 | Autor: Alumna

Totalmente de acuerdo con los comentarios de los compañeros, muy ilusionada con Alberto y sus clases de la parte A, ni más ni menos porque aquello que cuenta no es solo que se lo crea, sino que lo cree porque lo hace y ve que funciona.
Con respecto al proyesto COMBAS, salí del último día de curso indignada, con la sensación durante las 3 horas y pico de ponencia de que en cualquier momento podía aparecer alguien diciendo que aquello era una cámara oculta. La penitencia: tres tediosas e interminables horas con un señor que tenía el discurso tan aprendido y que intentaba "convencernos" de que lo más cercano que teníamos (por diferentes motivos) para trabajar por competencias era poner "en situación" al alumnado mediante un examen escrito (por ejemplo). Eso sí, llamándolo tarea por competencia básica y no ejercicio o actividad. Y claro, a un niño de 6 años por su nivel cognitivo no se puede pedirle más que rellene los huecos de las flechicas de una silueta en movimiento para que aprenda las partes del cuerpo. (Y me dieron ganas de contarle: mire usted los videos del trabajo por competencias con niños de 6 años...) Pero como colofón final, lo mejor fue escuchar de este hombre (coordinador de proyecto COMBAS y profesor de E.F , por cierto) básicamente es que da igual lo que trabajes (puedes seguir haciendo lo mismo) pero con un documento puente maravilloso y unas entradas en excel ya puedes justificar que trabajas por competencias (y quédate tranquilo). Como ya he dicho, me sentí indignada ante tal tomadura de pelo y, por otra parte, triste al pensar que hay mucho docente que con esto se conforma. Pero aún me queda esperanza al ver como hay personas como Alberto que, día a día, se esfuerzan por mostrar al mundo que otra E.F es posible. Y si, Alberto, no creo que haya mejor camino que ilusionarte cada día y pensar que siempre hay algo mejor y diferente que poder crear para tu alumnado. En eso estamos...

Nuevo comentario